miércoles, 6 de diciembre de 2017

LOS EFECTOS DEVASTADORES DE LAS PANTALLAS TÁCTILES SOBRE EL CEREBRO EN   CONSTRUCCIÓN Por Ruth Mijelson

 LOS EFECTOS DEVASTADORES DE LAS PANTALLAS TÁCTILES SOBRE EL CEREBRO EN   CONSTRUCCIÓN
Traducción y comentario Lic. Rut Mijelshon
Según la Dra. Anne-Lise Ducanda, médica a cargo del Departamento de Protección materna e Infantil de Essonne, departamento francés situado a unos 50 km al sur de París, existe una justificada preocupación de los especialistas de la protoinfancia por las dramáticas consecuencias que parece tener, en los cerebros en desarrollo, la sobreexposición de los chicos de 0 a 3 años a  tabletas y celulares. Este fenómeno, que está lejos de ser marginal provoca, de acuerdo con un ya amplio consenso de profesionales de muchos países, desde retardos madurativos hasta trastornos equiparables al espectro  autista.  En efecto, todas las áreas del desarrollo pueden verse afectadas en estos verdaderos adictos a la pantalla, que se desconectan de la realidad para encerrarse en una burbuja virtual.
Este fenómeno se expresa de diversas formas, ya que los chicos no presentan todos idénticas alteraciones pero puede señalarse, de manera general, que estos trastornos afectan a todas las competencias del sujeto.  
¿Cómo actúa, en edades tempranas, esta manipulación intensiva de los “juguetes” tecnológicos? 
Sabemos que, para que el cerebro se desarrolle en forma adecuada, es fundamental la exploración que pone en juego los cinco sentidos y, en especial, la manipulación del entorno real. A partir de allí, el cerebro analiza los efectos de los gestos del sujeto sobre los objetos reales, siendo este análisis una de las condiciones para que el cerebro establezca conexiones intrínsecas interneuronales y se desarrolle, lo que no puede cumplirse de manera apropiada en las dos dimensiones de los dispositivos electrónicos. Es necesario que se despliegue en tres dimensiones, por la exploración y la experiencia y en interacción con el mundo social. 
Por otra parte, la aparición del lenguaje oral es consecuencia del apego, de la interacción, esos lazos fortísimos que se van creando cuando un padre mira a su hijo, le sonríe, lo alza, responde a sus necesidades y le va poniendo palabras a sus acciones y emociones. Esta relación genera una confianza afectiva que le permite explorar su entorno. Es decir que hay un VOS permanentemente presente en el adulto del que, en un momento dado,  el niño se apropiará como signo de su acceso al instrumento comunicativo humano por excelencia.
En este sentido, la exposición a las pantallas durante horas dificulta, por una parte, la exploración del entorno real por el tacto y, al mismo tiempo, aísla al niño de toda relación humana, indispensable para la comunicación y el lenguaje.
Porque, según explica la Dra. Ducanda, las pantallas no son juguetes como los otros. En efecto, contrariamente al objeto tradicional, que el niño puede abandonar en un momento determinado para ir en busca de otro, la sucesión de flashes luminosos y sonoros del objeto electrónico captan su atención involuntaria y le entorpecen la posibilidad de “despegarse” de él.  Este componente adictivo es determinante a la hora de comprender las manifestaciones conductuales de desorganización que aparecen en los chicos ante la discontinuidad del estímulo. Pero para los padres también se ha convertido en un objeto que consideran beneficioso, ya que se lo ofrecen normalmente cuando el niño llora y, dado que éste se calma, consideran que su hijo está mejor. De este modo, es utilizado cada vez en más situaciones, para comer, para dormir, para esperar. Los chicos dejan de interesarse por otros juguetes, independientemente de su cantidad o calidad, aun cuando no exista en su entorno ninguna problemática familiar o social particular, que justifique su cambio de conducta.
Pero quizás una de las consecuencias más graves sean los retardos del lenguaje. Se observan cada vez más chicos de 4 años que no dicen una palabra o bebés que no balbucean. O chicos que hablan pero cuyo discurso es básicamente ecolálico, o   no utilizan las palabras en forma adecuada o les atribuyen significados bizarros. En efecto,  cuando un chico escucha hablar a la pantalla, uno puede pensar que aprende mirando un dibujo animado, así como en los juegos de la tableta, pero no es así en absoluto; un chico chiquito no puede aprender si es una máquina la que le habla. Es necesario que eso suceda EN la interacción humana, EN la intención de comunicar, cuando el adulto demuestra interés por él y, sobre todo, cuando le habla significativamente, en relación con sus vivencias personales.
Un dato bastante significativo, y que es mencionado en muchas investigaciones, es el que habla de un “Autismo virtual”. En efecto, aparecen en estos chicos alteraciones conductuales similares a las del Trastorno autista, pero que se diferencian de él en el hecho de que, al alejar al niño de las pantallas, el problema se revierte. Señala, no obstante, la Dra. Ducanda que la privación de este objeto no es sencilla ya que, por su carácter adictivo, provoca  en los chicos una verdadera crisis de abstinencia. Es por ello que los padres deben estar bien asesorados y tener en claro que “las crisis de llanto pueden ser muy intensas y llegar a durar hasta quince días”. En este sentido, deben mantenerse firmes y, sobre todo, disponer de propuestas alternativas que apunten a enriquecer la interacción con sus hijos.
5 de dic 2017
Traducción y comentario Lic. Rut Mijelshon

domingo, 16 de julio de 2017

El Esquizofrénico y Kafkiano Sistema de Enfermedad MAL Llamado de "Salud"

Imaginemos que acabas de mudarte a un barrio, supones que las reglas de convivencia son las mismas que tu barrio anterior: sacas la basura a las 20 hs, levantas la caca de tu perro, limpias la vereda temprano por la mañana para no mojar a los peatones. Todas cosas lógicas con las que acuerdas inmediatamente, porque nos convienen a todos. Sin embargo en este barrio nuevo, sacas la basura a las 20 y te encuentras con un inspector que no te permite hacerlo, y te indica hacerlo por la mañana. Sales a la mañana con tu basura y todos los vecinos te dicen que no, que la hora es por la tarde, así esquivas al inspector loco (todos coinciden en que no está en sus cabales y no entienden cómo está en ese puesto) y no dejas la basura maloliente en el tacho generando caldo de cultivo. Sacas la basura a la tarde, ya con cansancio, porque tuviste que ocuparte en 3 oportunidades de la basura, y te encuentras con que el recipiente está bloqueado hasta nuevo aviso.
Pronto te das cuenta que cada una de las reglas, que esperas cumplir con sencillez, se vuelve una odisea y con los pocos días que llevas viviendo allí, ya caminas desconfiando de todos los transeúntes, a ver si vendrán a criticarte, buscas aliarte con alguno que te haya mostrado cierta afinidad, y lo que menos te ocurre es que puedas disfrutar de tu nueva casa y todo lo que habías soñado para esta etapa.
Enloquecedor, ¿verdad?

en el mejor de los casos sucede esto
Esto mismo ocurre cuando acudimos a un centro “de salud” a, por ejemplo, dar a luz.
Tenemos la expectativa de ser atendidas, respetadas y cuidadas con los más altos estándares de salud, el sistema se supone que está para ello.




o esto



cuando deberia ocurrir esto
Pero sin embargo, no más poner un pie, la persona desaparece como tal y pasa a ser un número en la cinta de procesamiento de un parto/cesárea/nacimiento.

La mujer y bebés sanos perderán derecho a su intimidad, a sus elecciones, y sobre todo a sus experiencias legítimas confirmantes de la salud emocional y física, como son el encuentro inmediato, la permanencia del contacto físico ininterrumpido, el inicio de la lactancia fisiológica y del apego primario como experiencia sagrada de cada persona recién nacida.





No sólo esto ocurre dentro de las instituciones. Luego vendrás 3 días de internación en donde nadie puede descansar nunca. Apenas la  mamá recién parida puede conciliar el sueño, o su bebé, alguien le prende la luz. Cada exactamente 2 horas, sin importar el momento, a limpiar el suelo, a limpiar el baño, a cambiar las toallas, a traer comida a llevarse la comida, a medir los signos vitales del bebé, a medir los signos vitales de la mamá, a ofrecer servicios estéticos extras de la institución (colocación de joyas en las orejas de las niñas, rapado de cabeza de ambos sexos). 

Y en varias ocasiones a llevarse al bebé para realizarle intervenciones sin la presencia de sus padres (cosa que aterroriza mucho a los bebés y los hace ganadores de un biberón pirata, dado sin consentimiento, para dormirlo y que no moleste al personal) que podrá actuar a sus anchas y con el tiempo que deseen (a veces se ven filas de 5,6 cunitas con bebés adentro, llorando por sus madres, o peor, dormidos por la fuerza con este método).

Las puericultoras entran cada 4 horas e indican exactamente lo contrario una tras otra. Las enfermeras hacen lo mismo, aunque no es su función, pero o bien son mujeres y son madres, o bien ya llevan muchos años en ese ámbito y consideran pertinente su intervención verbal. Recordar que entre las indicaciones más comunes está la de dejar al bebe durmiendo en la cunita, evitar el contacto físico permanente y dar de mamar cada 3 horas 15 minutos de cada lado (TODAVÍA HOY SE ESCUCHA ESTO EN LAS INSTITUCIONES DE SALUD y es uno de los motivos que me llevó a escribir el artículo).


A todo esto deben sumarse: los malabarismos que está realizando la díada para encontrarse, conocerse y establecer un ritmo de regulación que asegure la supervivencia de ambos, más las visitas que quieren conocer al nuevo ser e interrumpen inintencionadamente pero interrumpen al fin, aún más esta necesidad
La joven madre (y su compañero/a) viven estas desregularidades, en primera persona. Respiran aliviados cuando pueden irse a su casa y ser libres de hacer lo que les plazca, dormir sin interrupciones, comer lo que necesiten y a la hora que puedan
Tengo la presunción de que a nadie le gusta ser recordado por su falta de idoneidad, por sus deficiencias, por sus inconsistencias y por sus incoherencias.
 


Sin embargo, el sistema de salud alardea de todas ellas.
Las/os usuarios padecen cada una de ellas, y estos errores son vociferados a vos en grito e muchos ámbitos. Familiares, amigos, redes sociales, notas periodísticas.




Cuales son los errores principales? 
1) Desconocer la fisiología, porque es desconocer la salud. Desconocer las necesidades imprescindibles y básicas que deben respetarse en el momento del parto (o cesárea) y del encuentro INMEDIATO de la madre y bebé sanos.

2) Priorizar la organización de la institución, instrumentada de acuerdo a la economía de recursos (tiempo y espacio) en lugar de ofrecer experiencias enfocadas en la salud de la díada como eje.

3)Falta de consistencia y coherencia en la formación del personal. Cada uno llega con sus experiencias y no se verifican, ni las mismas, ni las actualizaciones. Ni están claros los roles.

4) ¡Falta de chequeo con el cliente! Aunque se vaya totalmente disconforme, a nadie le importa. Igual están colapsados de clientes. Hoy en día cualquier experiencia requiere de una encuesta para verificar si el cliente se ha sentido bien atendido. En la experiencia más transcendental de nuestra vida, convertirnos en madres o padres, o más aún NACER, a nadie le importa cómo nos fue, cuanto antes nos saquen de encima, mejor, porque vienen más y más (el síndrome de la cama caliente hospitalaria).

¿Ocasionan daños a la salud? ¡Mejor, más clientes!
A veces se tiene la impresión de que a nadie le importa que el sistema haga todo tan mal. Ni las advertencias de la OMS (que recomiendan un 15 % de cesáreas como máximo, y un 85% de partos, cuando en el sistema privado los números están invertidos).
Ya que se menciona, es importante destacar que estas experiencias ocurren en ambos sistemas, tanto público como privado, en diferentes proporciones y por diferentes motivos.
En el público y en el privado: el personal de salud está colapsado. Hacen guardias de 24 hs. Nadie está en condiciones de llevar a cabo ninguna maniobra exitosa, ni siquiera colar fideos, si no ha descansado adecuadamente. *Estuve como doula en un parto en Finlandia, en el año 2011. El sistema de salud allí es 100% público y 100% fisiologista. Las guardias del personal duran 8 hs. Hay más rotaciones, pero están siempre “frescos” y actúan con idoneidad. Son consistentes entre sí, nunca observé ni una sola contradicción entre ellos. Tampoco existe dejar “la guardia limpia” es decir ser leal con el sistema, sino con la parturienta. Deben asegurarse buenos estándares de salud a inmediato, mediano y largo plazo. El parto duró 2 días y la mujer y el bebé recibieron una atención cuyos estándares de salud fueron altísimos en todos sus aspectos.


En el sistema privado, supuestamente esto no es problema, aunque sí lo es: ya no dan abasto, no hay camas, la población de enfermos supera ampliamente la oferta, los usuarios no tienen acceso a los servicios que pagan puntualmente todos los meses. Las cesáreas, en su enorme mayoría se programan y agendan, a veces desde la primera consulta con el obstetra y sin mediar diagnóstico real (normalmente se combinan el miedo de la embarazada y la agenda ($$) del obstetra. Sé de algunos que por ejemplo los jueves son para las cesáreas. Tampoco interesa si la fecha elegida corresponde realmente con la fecha real aproximada del nacimiento del bebé. Si sale prematuro, hay toda una aparatología que lo pondrá en condiciones (facturando por supuesto, a la prepaga los días de internación).
Tienen todo listo para arreglar lo que desarreglan, mientras no se les salgan demasiado las cosas de lugar. También se ven bebés internados en neo sin motivo aparente, y cuando llegan los que realmente necesitan del lugar, los desalojan (por conveniencia de la institución) de un minuto al otro, y los padres pasan del susto por tener a su hijo en riesgo, a la alegría porque ya está bien, al desconcierto porque comienzan a preguntarse si las razones por las que su bebé estaba internado eran tan válidas realmente.
En el sistema público: Las cesáreas sí son programadas y secundarias a un diagnóstico veraz, o bien luego de un trabajo de parto fallido (que en ese caso sí habría que revisar si las experiencias fueron favorecedoras u obstaculizadoras de la fisiología). Dejar la “guardia limpia” puede ser el motivo por el que se genera la mayor parte de las lesiones perpetradas a las parturientas y recién nacidos, hemorragias uterinas por maniobras de kristeller, goteos con oxitocina sintética feroces dilataciones manuales, fórceps, parálisis braquiales, etc. Esto también ocurre en el sistema privado. No para dejar lña guardia limpia, sino el quirófano. No se puede esperar más de x tiempo, otros equipos y parturientas necesitan de las (pocas) instalaciones de la institución.
Las usuarias (volvamos al ejemplo de dar a luz). Muchas veces huyen deliberadamente del sistema , prefiriendo un parto en casa para evitar ser sometidas, ellas y sus bebés a las cascadas de intervenciones que con seguridad llevarán a una separación innecesaria, intervención de la “hora sagrada”, una segura Herida Primal
la hora sagrada, contacto
ININTERRUMPIDO desde el nacimiento
una obstaculización del inicio de la lactancia que probablemente la lleve a un destete involuntario dentro de los primeros meses de vida, con la consecuente dependencia de tener que comprar la fórmula, depender de tener acceso a agua potable, esterilización de biberones, o los riesgos de no poder acceder a los protocolos de alimentación artificial de su bebé con las consecuentes diarreas, infecciones y demás enfermedades  contra las que la lactancia fisiológica de por sí protege. Si es que se salvó de las lesiones descriptas más arriba.
En el inmediato y mediano plazo, la pérdida de la experiencia fisiológica puede significar una ganancia en dinero para los fabricantes de fórmulas lácteas y sus propulsores (pediatras asociados a las firmas, por ejemplo. Hace poro una amiga que trabaja en una empresa de viajes me contó que vio un pasaje de un pediatra pagado por un laboratorio elaborador de estas fórmulas).
La fisiología es gratis, nadie te la puede vender. Pero te la pueden robar y vender una imitación, falsa y carísima, que te hará dependiente de por vida de más y más intervenciones, porque lo que se interrumpió al principio, que debería dar lugar a nuevos procesos, desconfiguran los mecanismos fisiológicos de desarrollo, se produce una desviación de la salud
y se necesitan cada vez más de emparches y emparches de la salud perdida, bombardeada y bastardeada.
En el largo plazo, ¿quién gana con todo esto?
Nadie. Si vamos a una clínica privada, veremos las caras desencajadas de todo el personal que trabaja allí. ¿Ganan bien? Sospecho que ni siquiera ¿A qué costo? Mucho más alto de lo que cobran.
¿Nuestra salud? Pésima! ¿La atención? ¡Peor!
¿Los niños? Enfermos. ¿Quién se hace cargo?

Crii crii
(Perdemos todos.)

(Reitero, a nadie le gusta ser recordado por lo inepto, torpe, falto de idoneidad, etc. al personal de salud TAMPOCO, ¡todos están haciendo lo que se les enseño que era correcto!, arruinando la fisiología de una díada tras otra).



La solución: tomar al toro por las astas, redefinir los estándares y protocolos de atención, actualización de todo el personal de salud, informar a las/os usuarios de sus derechos, y sobre todo de las necesidades fisiológicas para no dejarse embaucar (nunca más) por propuestas inaceptables que desordenan el desarrollo de la persona desde el mismo principio de la vida.

CV de Melina Bronfman

MELINA PAULA BRONFMAN
 Musicoterapeuta - Eutonista - Coach Ontológico -  Doula
Consultora perinatal
Soldado de la Independencia 1270 - Dpto. 3 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: (011) 4772-1609 | 15 5057-7654 | melina@materpater.com.ar
http://www.centromaterpater.com
 
Melina Bronfman nació el 15 de Marzo de 1965 en Buenos Aires, Argentina. Es especialista en desarrollo infantil, crianza respetuosa y fisiológica. Musicoterapeuta recibida en la Universidad del Salvador, eutonista formada en la primera Escuela de Eutonía de América Latina y Doula integrante de DAR (Doulas de Argentina). Se ha formado en el Instituto Pikler- Lóczy de Budapest, Hungría, sobre la teoría de Emmi Pikler en relación el desarrollo psicomotriz infantil fisiológico. Cuenta con una formación interdisciplinaria, es coach ontológico y aplica para certificarse como pedagoga infantil en dicho Instituto.
Brinda talleres y conferencias de formación para padres y profesionales de la salud en la Argentina, Israel, Italia, Uruguay y España. Asimismo, se dedica a ofrecer asesoramiento personalizado frente a los desafíos del embarazo, parto, nacimiento, crianza, educación y crecimiento infantil.


ACTIVIDAD PROFESIONAL ACTUAL

·       CREADORA DEL CURSO MATERPATER
Curso de preparación para parejas gestantes, para un parto fisiológicamente respetado, una poderosa lactancia materna, una crianza feliz y un desarrollo global del bebé que le permita autonomía e independencia asentados en la base fundacional que significa la confianza vincular con sus padres.
·       JORNADAS DE DESARROLLO INFANTIL
Jornadas compuestas de 4 módulos para difundir el desarrollo fisiológico del ser humano durante el periodo primal en sus tres áreas principales: corporal, emocional y cognitiva.
·       CONSULTORA PERINATAL
Espacio de reflexión terapéutico para madres y padres cuando el desarrollo de su hijo/a no ocurre como esperaba.
 ·       CREADORA Y CONDUCTORA DE “PAREJAS, HIJOS & ROCK’N ROLL”
Programa de radio que realiza junto al psicólogo Mauricio Strugo, en el que se abordan temáticas de familia, crianza y pareja. www.radioalacalle.com
https://www.mixcloud.com/discover/radioalacalle-parejas-hijos-rock-and-roll/
·       COORDINADORA EN JUEGO LIBRE
Espacio de experimentación para bebes y niños de hasta tres años.
·       FUNDADORA DE ESPHERAS COACHING
Empresa dedicada a difundir y formar personas en COACHING CORPORAL (R).

CLASES Y CONFERENCIAS

·        CLASE: DESARROLLO DE LA MOTRICIDAD
Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, para la materia Puericultura de la Licenciatura en Obstetricia, Mayo de 2016

  • CONFERENCIA EN LA UNIVERSIDAD DEL SALVADOR (2015)

  • CHARLA EN LA SOCIEDAD ARGENTINA DE PRIMERA INFANCIA (2015)


ACTIVIDAD PROFESIONAL EN EL EXTERIOR
·        MONTEVIDEO, URUGUAY MAYO 2017
Jornadas de Desarrollo Infantil Profesionales Módulos 1, 2, 3 y 4 en Espacio Ser.
Charla para padres y docentes en colegio Juan Salvador Gaviota.
Jornada de información para miembros de la Fundación Canguras.
·        MÁLAGA, ESPAÑA, DICIEMBRE 2016
En Aula Verde. Talleres de crianza, desarrollo infantil, doulas, movimiento y duelo perinatal.
·        MONTEVIDEO, URUGUAY, JULIO 2016
2016, Jornadas de Desarrollo Infantil, Módulos 1 y 2, organizadas por la Lic. Pilar Tourreilles, de la Institución Nacer Mejor
·        LA CORUÑA, ESPAÑA, FEBRERO 2016
Curso Materpater para profesionales y encuentros de crianza para madres y padres.
·        SANTIAGO DE COMPOSTELA, ESPAÑA, FEBRERO 2016
Encuentros de crianza para madres y padres.
·        LA CORUÑA, ESPAÑA FEBRERO 2015
Jornadas de Desarrollo Infantil
  MONTEVIDEO URUGUAY, NOVIEMBRE 2014
Trip Hotel, Encuentros para Madres y Padres, herramientas para la crianza
·        CERDEÑA, ITALIA, FEBRERO 2014
Jornadas de capacitación a madres y padres, herramientas para una crianza fisiológica
·        NAHARIYA, ISRAEL, FEBRERO 2013
Capacitación docente en jardín de infantes
·        NAHARIYA, ISRAEL, FEBRERO 2013
Seminario de eutonía en Centro cultural Shlomi, Shlomi


TÍTULOS / ESTUDIOS / FORMACIÓN

·        Yoga 1984-89.
·        Gimnasia Psico- Física (G. F. U.), 1984 – 5
·        Musicoterapia (Universidad del Salvador), 1990
·        Asesoramiento materno para la lactancia y la crianza (Asociación ÑuÑu, Argentina), 1991
·         EUTONISTA en Primera Escuela de Eutonía de América Latina 1994
·        Seminarios de Post grado en Eutonía, Centro Índigo, Berta Vishnievtz, 1994 a 1998
·        Post grado Eutonía y estrés. Centro Índigo Dr. Alejandro Odessky, 1998
·        Ontología del Lenguaje, certificada como Coach Ontológico, Newfield Group Julio Olaya, Chile 1995
·        Reflexología, 1995. Andrea Sujatovich.
·        Post grados de Ontología del Lenguaje, Chile 1997-8 Newfield Group
·        MEDICINA TIBETANA, Columna Vitae, Dr. Mario Fiore, 2000.
·        SANACIÓN ENERGÉTICA, nivel I y II Lic. Nora Puenzo, 2002
·        Formación en Técnicas Corporales, por Marisa Fiordalisi, en la Red de Formación Docente Continua, Instituto de Estudios Superiores Esteban Adrogué, 2004.
·        Certificada como Doula de Parto por DONA (Doulas International, U.S.A), www.dona.org, 2005
·        Esferokinesis para el Embarazo, por Silvia Mamana, en Buenos Aires, Argentina, 2007.
·        Instructorado de Esferokinesis en el Centro de Integración Somática, dirigido por Silvia Mamana. 2006-2007
·        Escuela de Parteras Comunitarias del sigloXXl, Córdoba, Argentina (2008/10)
·        Alineamiento Vertebral Tibetano y Naturopatía, Patricia Sobrado, 2010
·        Educación, cuidados y desarrollo del niño pequeño. Instituto Pikler, Budapest, Febrero 2011
·        Observación del niño según las Pautas Piklerianas, Intituto Pikler Budapest, diciembre 2011.
·        El juego. Instituto Pikler, Budapest, Junio 2012
·        Los límites y la violencia en la infancia. Instituto Pikler, Budapest, Septiembre 2012
·        La familia. Instituto Pikler, Budapest 2013
·        Los niños con discapacidad. Instituto Pikler, Budapest 2014
·        La motricidad. Instituto Pikler , Budapest 2015
·        Curso de observación. Instituto Pikler, Budapest, Diciembre 2016.
·        El diálogo y la comunicación con el niño pequeño. Instituto Pikler Budapest Diciembre 2016


PRÁCTICAS / RESIDENCIAS

  • Práctica hospitalaria como Doula en el Hospital Materno Infantil de San Isidro (2006)
  • Práctica hospitalaria como Musicoterapeuta en el Hospital Borda, servicio 15 del DR. Portnoy, 1989-90.
  • Práctica hospitalaria como Musicoterapeuta en el Hospital Fiorito, área de mecánica corporal aplicada en niños con parálisis cerebral, 1989 – 90.


NOTAS Y ENTREVISTAS

  • PROGRAMA DE TV “DESAYUNOS INFORMALES” (Uruguay, 2016)

  • PROGRAMA DE TV BUEN “BUEN DÍA URUGUAY” (Uruguay, 2014)


  • CONSULTADA PARA NOTA DEL DIARIO LA NACIÓN (2015)

  • CONSULTADA PARA NOTA DEL DIARIO PÁGINA 12 (2015)

  • ENTREVISTA EN EL OBSERVADOR TV (2014)

  • ENTREVISTA EN EL PROGRAMA DE RADIO “VOS SABES” (2013)

  • ENTREVISTA EN EL PROGRAMA DE TV “AMAMANTAR” (2013)

·        CONSULTADA PARA NOTA DEL DIARIO LA NACIÓN (2007)

martes, 11 de abril de 2017

La Herida Primal



(Escribo este artículo con la intención de generar conciencia a mi alrededor de esta catástrofe de la salud física y emocional de la que todos somos víctimas, en el inmediato, pero también en el mediano y en el largo plazo. Quisiera que esto fuera visible para mis amigos. Mis vecinos. Mi familia. Mis alumnos. Mis conocidos. Mis desconocidos. Todos deberíamos saberlo, o al menos por lo menos sospecharlo.)

Imaginemos que recibes una invitación para ir a visitar un país. Un país en el que nunca estuviste, y del que no conoces ni siquiera el idioma. La visita es inevitable. Fuiste convocada/o, y estás en ese compromiso. Te preparas para tu llegada. No tienes mucha idea de cómo será, pero has recibido algunas ayudas. Sabes que ciertas cosas deben ocurrir de cierta manera, y además…tendrás una guía. Ella, tu guía, ya está lista para recibirte! Te espera con muchas ganas de conocerte y es en lo único que piensa desde que se enteró de que vendrías.

Viajas. La llegada es intensa. Todo está oscuro. Escuchas gritos, alaridos, por momentos gemidos, lamentos y hasta jadeos. También risas, cantos, ooooommmmm... También sientes mucho movimiento. Tu aterrizaje es intenso. Sentís sacudones, tironeos, mucha presión en todo tu cuerpo. Por momentos no sabes cómo va a terminar todo esto, y de repente sentís como que algo te atrae hacia “afuera” y súbitamente, como si fuera casi un acto de magia, apareces en otro lugar.
¡Llegaste! Los sonidos entran en tu cabeza, son ensordecedores, y las luces, muy brillantes, estás desnuda/o y empapada/o, y también temblando por el frío y por las millones de sensaciones que te invaden.



Necesitas respirar inmediatamente, y que tu guía aparezca YA para protegeerte, abrazarte, cubrirte y que te diga que ya estás acá, y que ya pasó lo peor. A partir de ahora ella te protegerá en este nuevo lugar, hasta que sientas que lo conoces y eres capaz de manejarte solo. Pero tu guía ¡¡no está!!



 De repente desapareció. En realidad ella no, vos fuiste tomado por un extraño que te llevó a un lugar desconocido. Gritas que no, que te devuelvan con ella, ¡ese era el trato! Pero no, te apoyan en un lugar muy frío, (no conocías el frío!) te tocan, te manipulan como un objeto inanimado, te sumergen en un líquido con un olor indescifrable, te frotan, te clavan cosas en el cuerpo mientras gritas desgarradoramente.
Pero nadie parece darse cuenta, ni se inmutan, siguen haciendo lo que se supone que saben que deben hacer, sin detenerse, sin hablarte, si siquiera mirarte. Entras en estado de terror puro. No importa cuánto dura eso. Un segundo, un minuto, un día, es toda tu vida en este nuevo lugar. Es la eternidad.


 Súbitamente te llevan de nuevo con tu guía. Y ella te habla como si nada hubiera sucedido. Hola! Que bueno que estás aquí! Ven conmigo. Y tú estás tiritando, no sabes si de frío o de miedo o de ambas cosas. Pretenden que comas, cuando solo puedes llorar y gritar tu espanto.
Desde que llegaste, no toleras estar sola/o. Si tu guía se aparta un momento, te invade el terror de que la pesadilla se repita. De hecho volvió a repetirse un par de veces al principio, y por eso ya no confías en nadie ni en nada
Este fue tu recibimiento, y nunca nadie te dijo “así no se debe tratar a nadie, eso que hicieron está mal. No sabía que sería así, no pude evitarlo. Lamento desde el alma el daño que te produjo esa experiencia, jamás tendría que haber sucedido.”



Y como nunca pudiste comprender qué fue lo que sucedió, inconcebible comparado con lo que esperabas, para ti este nuevo lugar, que además te mudaste para siempre, es un lugar hostil en el que te has prometido, jamás vas a confiar.




Esto es lo que ocurre, salvo muy honrosas excepciones, en cada nacimiento.
¿Qué significa esto?
Cada persona que nace, tiene una expectativa desde el punto de vista de su fisiología, de lo que su organismo necesita y espera vivir. Durante la primera hora seguida inmediata al nacimiento se ponen en marcha mecanismos biológicos especialísimos que permiten al naciente una regulación (la tan mencionada homeostasis) fisiológica, pero a la vez se produce un primer aprendizaje de cómo deben ser las experiencias subsiguientes. “Un formateo”, la instalación de un primer programa que permite al bebe sobrevivir y desarrollarse en las mayores condiciones de salud posibles.  
Esta primera hora se llama “la hora sagrada” “la hora del imprinting”, el apego inicial, descripta minuciosamente por estudiosos y expertos en salud humana.
Esta primera hora tiene como expectativa que el bebé (video) repte por el vientre de su madre, se frote con ella para impregnarse de toda su microbiota (mundo bacteriano viviente primero del canal vaginal y luego de su piel exterior), llegar la pezón, encontrarlo, mamar el calostro que le dará entre muchas cosas, una protección inmunológica contra los millones de microbios y agentes patógenos que se acaban de sembrar, pero que la madre tiene colonizados y sus defensas se hallan en su calostro.
Además de este maravilloso y único mecanismo de protección, el bebé si bien se ha estresado durante su nacer,(ver video) ya está junto al organismo al que pertenecía desde adentro, pero ahora desde afuera. Estaba preparado para esos segundos de stress fisiológico. Pero nadie está preparado para esos minutos, horas o días de trauma emocional que significa la separación cuando no hay motivo real. (Ver video)
Cada  frustración de esta expectativa es una desconfiguración sistemática de su sistema de regulación fisiológica, Y TAMBIÉN EMOCIONAL.
Todavía muchas personas descreen que esto sea realmente relevante. Descalifican las afirmaciones que dicen que las personas registramos TODO lo que nos sucede al nacer, argumentando que no está desarrollado en el cerebro el sistema de la memoria.
Sin embargo, cuando les preguntas a un niño de 2, 3 años, qué recuerda de cuando estaba dentro de la panza, cuentan relatos increíbles…y genuinos.

Fundé y pertenezco a un grupo de Facebook llamado “Crianza Fisiológica” en el que hice esta pregunta en febrero de 2016 y cientos de respuestas apabullantes no pueden sino, al menos despertar la duda de que es posible es que registremos algo, porque los relatos se ajustan todos a los hechos.
Algunos de ellos:

_ Vos olías cosas ricas.(la madre hacía aromaterapia).

_ Escuchaba bum bum bum bum y yo bailaba adentro tuyo.

_ yo en el hospital lloraba y lloraba". Yo sorprendida porque era tal cual, le pregunte por que era que lloraba. Su respuesta: "yo en tu panza no lloraba, me reía! Pero yo no quería estar en el hospital". 

_ pichón, te acordás cuando estaba en la panza?
_ Siiiiiii!!
_Y qué hacías?
 Y se tentó de la risa largo rato hasta que le digo
_dale loquito contame algo! Qué te acordás de la panza?
 Se acostó arriba mío y mirándome a los ojos y en voz baja como quien cuenta un secreto me dijo
_iosoooo (rojo) to to to to to to to to (muy rítmico).
_ y te acordás cuando saliste de la panza?
 Frunció el entrecejo enojado con un gruñido, se bajó rápido de arriba mío y se acostó lejos mío dándome la espalda, intenté tocarlo un par de veces y me sacó. Tuvimos un embarazo espectaculaaaaar y un parto complicadísimo que terminó en cesárea y separados al nacer más de un día 

_ Hijo, te acordás del día en que naciste?
_ Si, mami, pero no quiero hablar de ese día tan feo.

_ Hijo, te acordás de cuando naciste?
_, Si, me sacó el señor.
_ Y el señor, ¿era bueno?
_ NO, me mató y me comió (el obstetra lo besó ni bien nacido)

Algunos efectos de estos traumas (que no necesariamente significa que ocurran por este motivo).

Llanto intenso y frecuente "sin motivo aparente".
Necesidad de presencia materna o paterna constante, intensa, cuerpo a cuerpo.
Necesidad de lactar como recién nacido a pesar de que han pasado meses o años del nacimiento.
Poco margen de frustración. Estallidos frecuentes y duraderos.
Nada le alcanza, nada calma al niño.
Desconfianza del entorno "no se queda con nadie".
Rechazo de los médicos (gran resistencia a la visita al pediatra).
Dificultades para dormirse. Sueño interrumpido por llanto, incluso durmiendo.
Dificultades en la escolarización, durante la adaptación. Todo es vivido como un posible abandono.
Tristeza crónica.


¿Cómo podemos ayudar a sanar?
                                                                                                                                                                                                       
Con la verdad.
Recibo infinidad de consultas por parte de madres y padres preocupados porque sus hijos muestran un desorden en sus reacciones que los dejan prácticamente sin recursos para ayudarlos. Reacciones, tan intensas como inesperadas, "berrinches" que no son una simple zapateada, o una boca curva hacia abajo. Se parecen más bien a un paroxístico ataque de nervios, con reacciones agresivas y totalmente fuera de control.

Mi norma no es preguntar qué fue lo que lo desreguló la última vez (normalmente el motivo de consulta) sino la primera, es es decir qué pasó al nacer. Y siempre se confirma: al nacer hubo separación, revisación de rutina (que para el bebe es violenta) el bebé lloró muchísimo, y nunca, al reunirse, hablaron de lo que NO tendría que haber sucedido, y menos aún de lo que SÍ.

Mi norma es en principio, restaurar esa herida de nacimiento. Validar las emociones sembradas en ese momento. Es como decirle al niño “ya no necesitas emitir señales tan intensas, ya hemos entendido que nunca hablamos del terror que atravesaste”.
Y reparar con palabras y gestos. Ayudar a que se inscriba en su cuerpo Video: Joaquín juega a nacer. Las palabras deberían ser exactamente aquellas que sabemos que  necesitaríamos escuchar para reparar una falta que nos ha dañado horriblemente. Con honestidad, sinceridad, sintiendo realmente la pena y arrepentimiento que sentimos al haber fallado, al no haber podido estar ahí como él no necesitaba. También es importante que el niño sepa que fallamos, no porque quisimos fallarle, sino que algo (el sistema de “salud”) o alguien nos los impidió.

Un niño de 5 años, incrédulo, mientras conversaba con su mamá sobre su innecesaria separación de 3 días (“por protocolo”, por nacer en semana 37, con signos vitales perfectos), deducía en voz alta “¡entonces vos sí querías estar conmigo! ¡Entonces eran ellos los que no te dejaron! ¡Qué malos!!!”
Por último, aporto una idea que surgió luego de una consulta en la que la madre, tras relatarle a su hija de 5 años cómo había nacido, y entender ella sus miedos y desconfianzas, le pidió escribir una carta al doctor para que supiera lo que ella había vivido.




Carta de Clara al Dr. que asistió su nacimiento (una inducción innecesaria).

“No hagas lo que a mí me hiciste, porque me puse triste.
No se lo hagas a otros bebés, porque es muy feo, es muy malo, no se lo hagas a otros bebés que me puse muy triste (¡pero muy triste!)
Él no me dejo estar con mamá, porque yo necesito la teta de mamá, no necesito a vos.
Es muy feo. 
No te voy a amar.
Y yo no necesito la mamadera, porque necesito la teta de mamá, porque necesito a mamá, porque la amo.
No le pinches la bolsita, no estés apurado, cuando yo quiera salir, no estés apurado. 
Si estás apurado, es muy feo.”

Nota: Luego de enviarme esta carta, la madre volvió a escribirme "Ayer Clara me dijo que soñó con el medico "malo" y que le dijo que él leyó la carta que ella le mandó y entonces lo perdonó".

No todo es el nacimiento.

Muchas veces la consulta viene de una familia desconcertada: el nacimiento fue bello, en paz. En el hogar. No hubo separación. Pero el niño de todas maneras demuestra una gran desregulación. Quizás su desorganización no comenzó en el momento clave del nacimiento, sino a lo largo de sus primeros años de vida. Ausencia de medidas anticipatorias. Experiencias inesperadas no necesariamente traumáticas pero que sí han sido vividas como tales por parte del niño.
Toda experiencia que no es esperada puede ser altamente desorganizadora, sobre todo para una persona en construcción.



Vínculos que enriquecen este artículo
Restaurando el paradigma original

Si quisieras ahondar a
un más sobre el tema, existe la Conferencia Online de 2 hs  de duración. Es de un costo muy bajo, accesible a cualquier bolsillo, y de información valiosísima, tanto para familias como para profesionales.